miércoles, junio 19, 2013

El oráculo Maldito II

En Venus habían comunicado por las pantallas galácticas que se iba a producir un fenómeno atmosférico nunca visto, nos reunimos todos con nuestras antenas conectadas para presenciarlo, captar las imágenes con nuestro ojo común y así poder guardar un documento gráfico para la posteridad.
Mientras, en otro lugar no muy lejano del espacio interestelar algunos mecanismos de la nave fallaron, no era posible el camino de regreso al planeta Tierra sin antes hacer escala en algún lugar intermedio del sistema solar. Consultaron al oráculo y después de un inquietante silencio, recomendó Venus como la opción más loable. Inmediatamente programaron la nave en esa dirección con el propulsor a chorro y en cuestión de tiempo atravesó la atmósfera de ese planeta sin causar estrago alguno en los venusinos que para sorpresa estaban todos reunidos esperando el acontecimiento.
Exactamente 112 segundos pasaron y la nave explosionó fundiéndose en la atmósfera ante los aplausos y vítores de la multitud que nunca olvidó el fenómeno.